martes, febrero 05, 2008

Literatura viajera


Marco García Falcón, escritor


* Narrador publica primera novela inspirada en turística isla italiana
*Recomienda a jóvenes artistas no apresurarse en publicar

En el 2002 Marco García Falcón publicó Paris Personal, libro de cuentos que recibió muy buenas críticas. Después de cinco años de espera, ahora entrega El cielo de Capri, una novela corta en la que vuelve a tener como motivo la idealización del Viejo Continente.
El tema de los viajes de sudamericanos a Europa – presente en sus dos libros – lo interpreté como un peregrinaje de salvajes a la civilización. ¿Es así?
- Es una lectura interesante. En un viaje parecido que yo hice hubo ese deslumbramiento por el otro mundo, que de alguna manera te permite entender hasta qué punto eres peruano. Vargas Llosa es peruano, un cobrador de combi es peruano, pero ¿qué los unifica? Eso lo puedes ver con claridad desde afuera. En situaciones como esa, de viajes de latinos a Europa, te das cuenta hasta qué punto vienes de un medio subdesarrollado. El choque no viene sólo por lo nuevo sino ante el descubrimiento de uno mismo.
En El cielo de Capri, entre otras reflexiones literarias, se reprocha a los escritores jóvenes el publicar obras bien acabadas pero sin alma. ¿Comparte esa crítica?
- Recuerdo que, dos años después de publicar mi primer libro, Ricardo Sumalavia me dijo: "Marco, tienes que publicar porque se van a olvidar de ti". Eso me dejó pensando, pues tenía algo para publicar pero no sentía que estuviera listo. A la vez, veía a promesas de escritores que, aprovechando la buena aceptación de su primer libro, publicaban segundos textos que no eran tan buenos. Yo me dije que no, que lo importante era publicar algo que tuviera valor para mí y para los demás y que estuviera dentro de un proyecto de escritura. Además, creo que hay que decir las cosas con honestidad. Se nota cuando lo que entregas es solo un artefacto retórico. Debes dejar algo de ti entre las palabras.
¿El mundo editorial se maneja más por el lado de la promoción que del arte?
- Sí, la verdad es esa. Por un lado, las editoriales grandes no publican a alguien desconocido así tenga un libro muy bueno y, por otro, se promocionan hasta la saciedad textos que están hechos para vender pero que no tienen valor artístico. Por suerte tenemos a las editoriales independientes para compensar eso.
¿Las escenas con el grupo de poetas las tomó de su experiencia personal?
- En La Universidad Católica teníamos un grupo que se llamaba "El Club de la Agonía". Estaba formado por Bruno Mendizábal, que aparece en la novela como Laéster; Raúl Burneo, que es el personaje de Enrique, y otros como Arturo Higa, Carlos Solano, Mariano Ramírez y Fernando Cataño. Alexis Iparraguirre codiciaba pertenecer a ese grupo, y algunos sugieren entre bromas que se disolvió ante su inminente ingreso. También pertenecieron Josemari Recalde y Miguel Kudaka.
Como ganador de varios concursos, ¿cree que son importantes para la literatura?
- Son un aliciente, a veces económico, pero sobre todo para darte cuenta de que lo que escribes tiene algún valor. Lo triste es escribir solo para ganar concursos. Conozco a gente que escribe pensando en los supuestos gustos del jurado. Tu vocación, si es seria, no puede estar determinada por un concurso.

Sumilla
"Me parece bastante triste escribir sólo para ganar concursos"

Cinco claves sobre Marco García Falcón
1 Prepara una novela sobre el mundo de los gimnasios
2 Ha ganado, entre otros premios, los Juegos Florales de la Universidad Católica y el Premio Copé de Bronce
3 El ser el único estudiante en saber quién era Antonio Gramsci en una clase de cachimbo le valió tener como apelativo en sus años universitarios el apellido del pensador italiano
4 Visitó la isla de Capri antes de escribir esta novela, pero nunca se tomó fotos en ella
5 Se gana la vida como profesor y redactor de discursos

4 comentarios:

LuchinG dijo...

"En situaciones como esa, de viajes de latinos a Europa, te das cuenta hasta qué punto vienes de un medio subdesarrollado. El choque no viene sólo por lo nuevo sino ante el descubrimiento de uno mismo."

A ver, que alguien lo invite a un partido del Liverpool Football Club.

Tanque de Casma dijo...

Para qué ir a un partido de Liverpool cuando puedes ver al BOYS por cinco soles y, de yapa, escuchar buena salsa y ver las mejores porristas.

comentario censurado en Puente Aéreo (sobre Quipu) dijo...

paja que siga creciendo, pero

" La decisión de cuáles de los cuentos recibidos serán publicados en Quipu será tomada por un grupo de evaluadores, de preferencia elegidos entre los administradores de los blogs participantes."

sin embargo la dirección/filtro es tu correo electrónico, gustavo
gfaveron@gmail.com

en aras de la transparencia, ¿no sería mejor que se creara una cuenta de correo independiente accesible por el jurado? así no cabría ninguna sospecha de que tú, administrador del correo buzón, filtras algún trabajo incómodo o a alguno de tus múltiples seres odiados.

feliz día de la amistad.

Tanque de Casma dijo...

Estimado
Tu comentario no ha sido censurado en Puente Aéreo. Por otra parte, lo que planteas es buscarle cinco pies al gato. Confío en la buena intención de Gustavo.
Gracias por leerme
Ernesto